Search
TARTAMUDEZ
¿QUÉ ES LA TARTAMUDEZ?

La tartamudez se considera un trastorno de la comunicación. Una persona que tartamudea (PQT) experimenta una sensación de pérdida de control sobre su habla, en el que, a pesar de “saber [exactamente] lo que desea decir (…) no puede decirlo [debido] a un repetición, prolongación o bloqueo de un sonido, siempre todos de manera involuntaria” (Organización Mundial de Salud, 2007). Estas experiencias pueden generar pensamientos o emociones negativas asociadas con la comunicación que pueden tener un profundo impacto en la actitud comunicativa y la calidad de vida de la PQT.*

¿QUIÉN TARTAMUDEA?

Se estima que 70 millones de personas en todo el mundo tartamudean. Aproximadamente el 5% de los niños pasan por un período de tartamudez. De estos, el 1% queda con tartamudez persistente.

¿POR QUÉ LAS PERSONAS TARTAMUDEAN?

Varios proyectos de investigación están en marcha para explicar por qué las personas tartamudean. En general, la comunidad científica acepta que la tartamudez es causada por una combinación de factores que afectan la forma en que el cerebro procesa el control motor del habla motora (anomalías en el sistema motriz del habla, falta de coordinación sensorial y motora y de sincronización). Según The Stuttering Foundation: “La evidencia de factores genéticos en la tartamudez es abrumadora, los cuelas juegan un papel en al menos la mitad de todos los casos (…) [aunque en el nivel de] gravedad no [juegan ningún papel]”.

“Una persona que tartamudea sabe exactamente lo que le gustaría decir pero tiene problemas para producir un flujo de habla normal. Estas interrupciones del habla pueden ir acompañadas de comportamientos de lucha, como parpadeos rápidos o temblores de los labios. La tartamudez (…) afecta la calidad de vida y las relaciones interpersonales de una persona ”(NIDCD, 2017) (Butler, 2014). En consecuencia, sin una atención adecuada, puede afectar negativamente el desempeño laboral y las oportunidades de una persona.

¿CÓMO MANEJARLO?

Los síntomas de la tartamudez pueden variar significativamente en una persona, incluso en el mismo día. Hablar ante un grupo o hablar por teléfono puede provocar una tartamudez más severa, mientras que cantar, leer o hablar al unísono puede reducir momentáneamente la tartamudez. La tartamudez no tiene cura, pero, con la ayuda de un terapeuta del habla logopeda, las PQT aprenden cómo manejarlo en sus diferentes dimensiones, es decir, emociones y fluidez.

Nuestros logopedas siguen un camino de tratamiento que incorpora:

  • Estrategias para hacer frente a la tensión física durante los momentos de tartamudeo;
  • Formas de abordar las emociones / percepciones negativas relacionadas con la tartamudez, por ejemplo exposición progresiva al público y capacitación para reducir el miedo;
  • Fortalecimiento de las habilidades de comunicación, es decir, la capacidad de participar en interacciones sociales diarias, hablar en público y entrevistas de trabajo;
  • Fomentar la confianza para un flujo de comunicación más cómodo y relajado.

En resumen, nuestros terapeutas trabajarán para ayudar a la PQT a superar experiencias de comunicación difíciles (y muchas veces traumáticas), reemplazándolas por una tartamudez altamente funcional y cómoda que les permitirá sentirse más seguros y participativos, sin perder la autenticidad

SABER MÁS SOBRE LA CONDICIÓN
Consulte algunos de nuestros documentos de respaldo
Como pediatra, ¿cómo puedo ayudar a un niño que tartamudea?
Como maestro, ¿cómo puedo ayudar a un estudiante que tartamudea?
Como padre o tutor, ¿cómo puedo ayudar a un niño que tartamudea?